¿Algunas vez vieron Elefantes Borrachos? – Licor de Amarula orgullo Sudafricano

 

¿Es posible embriagarse con una fruta?

Creo que no existe ninguna persona en el mundo que no le guste recibir regalos, y más cuando estos vienen cargados de sentimientos, recuerdos o incluso historias interesantes. Hace unos días una tía regresó de viaje y me trajo un pequeño detalle que despertó curiosidad en mi, y decidí compartirlo con ustedes, porque la información me pareció super interesante, nada útil para la vida diaria, pero bastante nutritiva si eres un ser de naturaleza curiosa como yo.
Siempre que viaja, mi tía me trae algún detallito, casi siempre son dulces o llaveros, ya que tengo una ligera obsesión con coleccionar estos últimos. Sin embaro, en este caso el misterioso regalo fue la botella que ven en la foto del inicio, Licor de Amarula. He de admitir que cuando me lo entregó quede un poco sorprendida, porque, bueno, yo no soy mucho de tomar licores, pero lo que realmente me sorprendió fue la historia detras de este delicioso licor, por que si, a parte de tener historia interesante, también posee un delicioso y cremoso sabor, pero de eso hablaremos mas adelante, no nos adelantemos, y como dicen por allí, comencemos por el principio, así que prepárense, porque…

¡Vamos a Comenzar!

 

En muchas ocasiones les he comentado lo enriquecedor que a mi me parece viajar, conocer nuevas culturas, cosas radicalmente distintas a lo que tu conoces. Y una de las cosas que más puede cambiar en cada lugar es su gastronomía o como en el caso de lo que les hablaré hoy, cada tierra tiene su propia bebida o por lo menos su propia versión de la misma. Para hablar del Licor de Amarula tenemos que trasladarnos al continente africano, que tiene el honor de contar con el que alguna vez portó el título como uno de los mejores licores del mundo, si amigos el «Amarula», orgullo de Sudáfrica.
Supongo que se estaran preguntando que de interesante tiene una simple botella de licor. Pues les explico, El licor de Amarula es una bebida que se ubica dentro de la categoría de licores cremosos. Su proceso de elaboración incluye como ingredientes esenciales: azúcar, crema de leche y como ingrediente principal el fruto del árbol de Marula, o como se conoce tradicionalmente «El árbol de los Elefantes» (Si se fijan, en la etiqueta de la botella hay un grande y bonito elefante), este da un fruto de gran sabor y con altos contenidos vitamínicos, es muy apreciado por diversas razones, pero esecialmente por lo que se puede lograr cuando se fermenta.
El arból da sus frutos un vez al año, momento en el que algunos animales como el elefante se alimentan de estos, lo divertido es que cuando ya estan bien maduros y caen al suelo, gracias a las elevadas temperaturas del continente Africano, la fruta se fermenta, alcanzando niveles de alcohol realmente elevados (hasta 40%) así que cuando los animales las consumen literalmente se emborrachan.
La Marula pasa por diversos procesos antes de estar completamente terminado. Para la fabricación del licor se recolectan frutos maduros y se dejan fermentar en un proceso bastante parecido a la elaboración del vino, luego pasan dos años en barriles de madera, donde adquiere sus deliciosos sabores a vainilla y tostado, para finalmente recibir el toque mágico de la crema de leche, que le aporta una suavidad y una textura realmente espectacular. De hecho existe evidencia arqueológica que apunta a que la Marula es utilizada desde hace miles de años para preparar bebidas.
Este sin duda se ha convertido de ahora en adelante en uno de mis licores favoritos, no solo por lo delicioso, cremoso y dulce que es, si no también por su procedencia y ciertas particularidades que vale la pena compartir con ustedes, además de que cada vez que me sirvo un trago, pienso en este gracioso vídeo de animales emborrachados con el fruto de Marula.
https://www.youtube.com/watch?v=QulNBfiEPQs

Los Castillos de Guayana

entrada castillos.JPG

 

Un viaje hacia el pasado, hacia las raices de la historia venezolana

Si hay algo que me describe, es que soy una persona bastante curiosa. Es por eso que al visitar nuevos lugares, me encanta profundizar en su historia, de hecho, algo que suelo hacer con frecuencia, es leer un poco de la historia del lugar antes de visitarlo, porque siento que de algún modo te hace la experiencia más increible y enriquecedora.
El día de hoy, nos adentraremos hacia las orillas del Río Orinoco, dentro de la reserva forestal de Sierra Imataca, a una hora aproximadamente de Puerto Ordaz, para conocer los imponentes Castillos de Guayana, estructuras que guardan grandes historias, y muchos secretos dentro de sus murallas.
Construidos por los conquistadores españoles por allá hacia el siglo XVII, con la finalidad de impedir la penetración de piratas y bucaneros por las aguas del río Orinoco hacia el interior de la ciudad, puesto que la misma fue bastante abatida durante la época, ya que eran muchos los que venian a nuestras tierras en busca de los grandes tesoros que se rumoreaba se encontraban en «El Dorado».
Cuentan los pobladores del lugar que cuando los españoles llegaron a estas tierras, y preguntaron a los indígenas donde se encontraba el oro y las grandes riquezas, estos solo respondian con el vocablo «iana» que significa blanco o pálido, por lo que se dice que de allí proviene el nombre de «Guayana».
La estructura de defensa se compone de dos grandes fortalezas, el castillo San Francisco de Asís o Fuerte Villapol; y el castillo de San Diego de Alcalá o Fuerte Campo Elías. El primero se construyó hacia 1676, durante el mandato del Gobernador Tiburcio de Aspa Zúñiga en el mismo lugar en el que se encontraba el convento de San Francisco de Asís. En su interior se observan grades salones, donde se exponen algunos objetos de la época a modo de museo. El segundo castillo, se comenzó a construir en 1734 bajo el mandato del gobernador Juan de Dios Valdez per se termino muchos años después. El mismo esta construido en lo alto de un cerro llamado «El Padrastro», a diferencia del anterior, este se encuentra un poco más retirado de la orilla del rio, y en su época era reforzar la defensa y servir de apoyo al Castillo de San Francisco de Asís en defensa de Guayana durante los ataques. Un dato curioso, que no sabria decirles si es cierto o no, es que durante la construcción de estos se intentó hacer una especie de túnel comunicara ambas fortalezas, pero dado que la construcción se encuentra ubicada en el Macizo Guayanés, la roca es bastante dura, así que esto fue una tarea imposible de realizar.
Sin embargo, la historia de los castillos no muere en la época colonial, más adelante durante la guerra de independencia de Venezuela también cumplieron un papel bastante importante, cuando los españoles llegaron allí al mando de Miguel de La Torre después de la Batalla de San Félix en 1817. Simón Bolívar estableció su cuartel general en la población de Guayana. Después de la guerra la situación de los castillos era de ruinas, más tarde el General Joaquín Crespo ordenó su restauración en 1893.
Creo que queda claro el importante papel que jugaron estas edificaciones a lo largo el tiempo, dentro de esas murallas se escribió una parte de nuestra historia y hoy se encuentran resistiendo el paso del tiempo, guardando consigo un valor histórico y patrimonial incalculable. En la actualidad están declarados como Monumento Histórico Nacional, sin duda alguna es un lugar increible, donde puedes ampliar tus conocimietos sobre la historia de los fuertes, su importancia geopolítica y los protagonistas que allí vivieron y murieron en memorables episodios de la conquista, colonización e independencia de Venezuela. Espero que disfrutaran el recorrido, y que les despertara la curiosidad para investigar más a profundidad acerca de este maravilloso lugar, nos vemos en la siguiente publicación.

Welcome to the Llovizna Park

portada parque la llovizna.JPG

 

Welcome to the park «la Llovizna»!
One of the things that I like most in life is to enjoy nature. A walk through some green place is a real pleasure for me. This time I will take you to one of the most beautiful falls of the Caroní River, which is located in the park «La llovizna» in the city of Puerto Ordaz, in the state of Bolívar. The park has an area of minus 165 hectares, full of green areas and waterfalls (among the best known and most photographed the Salto La Llovizna), lagoons, gardens full of beautiful flowers and exotic plants, forests, stone paths and bridges, that invite you to dream, ecological trails, degraded areas, diverse sowings of plant species and fish farming; in perfect harmony with the environment, a simply spectacular place.
In the park there are many trails that you can cross. One of the most visited, and where the iconic photos of the place are kept is in the highest viewpoint and close to the waterfall, where visitors can feel the spray of water or «the drizzle» that is produced By the strong fall of the water, a truly incredible experience. This area is nothing more than a system of natural parks along the Caroni River.
If you want to relax for a while, walk and stop thinking, let your mind fly, inspire you, do a little exercise, breathe fresh air, take beautiful pictures, or simply clear a bit of everyday life, this is definitely a place that you must visit yes or yes. This is a mandatory stop if you visit the city of Puerto Ordaz. Apart from the thousands of routes and trails that you can cross, here you can also find recreational services established in the rules of the park. You can visit it from Monday to Sunday, from 5:00 a.m. to 4:00 p.m.
Spectacular waterfalls, lagoons and paths with exuberant vegetation, are some of the wonders that the national park offers «La Llovizna». a place to relax, to meditate and to become one with nature, I assure you that there you will leave behind your worries and you will feel in another world..
I hope you enjoy the trip, and that you are encouraged to know this incredible place, which I am sure you will not regret knowing. See you in the next post.

¿Y si damos un paseo?

portada parque la llovizna.JPG

 

¡Bienvenidos al Parque la Llovizna!

Una de las cosas que más me gusta en la vida, es disfrutar de la naturaleza, una caminata por algún lugar verde es un verdadero placer para mi. En esta ocasión los llevaré de paseo por una de las caídas de agua más vistosas y hermosas que tiene la cuenca del río Caroní, la cual se ubica en el parque «La llovizna» en la ciudad de Puerto Ordaz, en el estado Bolívar. El parque tiene una extensión de mas menos 165 hectáreas, lleno de zonas verdes y caídas de agua (entre la más conocida y más fotografiada el Salto La Llovizna), lagunas, jardines lleno de hermosas flores y plantas exótivas, bosques, caminos de piedra y puentes, que te invitan a soñar, senderos ecológicos, áreas degradadas, diversas siembras de especies de plantas y cría de peces; en perfecta armonía con el ambiente, un lugar sencillamente espectacular.
Dentro del parque hay un montón de senderos que puedes recorrer. Sin embargo, uno de los puntos mas visitados, y donde se sacan las fotos icónicas del lugar es en el mirador más alto y cercano a la caída de agua, donde los visitantes pueden sentir el rocio del agua o «la llovizna» que se produce por la fuerte caída del agua, una experiencia realmente increible. Esta zona, no es más que un sistema de parques naturales a lo largo del río Caroní.
Si buscas relajarte por un rato, caminar y y dejar de pensar, dejar volar tu mente, inspirarte, hacer un poco de ejercicio, respirar aire puro, sacar bonitas fotografías, o sencillamente despejarte un poco de la cotidianidad, este sin duda es un lugar que debes visitar si o si. Esta es una parada obligatoria si visitas la ciudad de Puerto Ordaz. A parte de las miles de rutas y senderos que puedes recorrer, aquí también podrás encontrar servicios recreativos establecidos en las normas del parque. Puedes visitarlo de lunes a domingo, de 5:00 am a 4:00 pm.
Espectaculares caídas de agua, lagunas y senderos con exuberante vegetación, son algunas de las maravillas que te ofrece el parque nacional la llovizna. un lugar para el relax, para meditar y ser volverse uno con la naturaleza, te aseguro que allí dejaras atrás tus preocupaciones y te sentirás en otro mundo.
puente la llovizna.JPG
Espero que disfrutaran del paseo, y que se animen a conocer este increible lugar, del que estoy segura que no se arrepentiran de conocer. Nos vemos en la siguiente publicación.