Un paseo Coloniero

20190201_181030.jpg

 

Viajar es una de las cosas mas bonitas y reconfortantes que puedes hacer en la vida. Ya sea que salgas fuera de tu país o sencillmente un pequeño paseo lejos de tu ciudad o de tu casa ya se convierte en una gran experiencia. El salir de tu zona de confort, de tus costumbres, y de lo que a ti te identifica como persona es una de las mejores experiencias que puedes vivir, porque te permite crecer y abrir tu mente a nuevas oportunidades.
En esta ocasión los llevaré de paseo por el hermoso pueblito de la Colonia Tovar, que se ubica en el estado Aragua, Venezuela, o como a mi me gusta llamarlo «La pequeña Alemania». Desde muy pequeña me ha encantado venir a este sitio, por que es sencillamente hermoso, el clima, las personas, la comida, su historia todo es relamente encantador. Pero el día de hoy nos adentraremos en el corazón de la Colonia Tovar, porque normalmente conocemos la parte turística, ya saben tomar un chocolatito caliente, visitar el icónico Hotel Selva Negra, fotito en la iglesia, pero casi nunca nos vamos un poco más allá para apreciar las maravillas naturales que se encuentran en esta región del país. Sin más preámbulos… ¡Comencemos!
Ustedes no se imaginan la cantidad de veces que yo he visitado la Colonia Tovar, según yo ya conocia todo en ese pequeño pueblo, pero la verdad, es que conocia todo en cuanto a la parte turística se refiere. Pero ir directamente a las zonas rurales donde se encuentran los sembrarios de fresas, duraznos, lechuga, brocolí, entre otros tantos frutos y vegetales, conocer el proceso de recolección de la miel, cosechar calabacines, desconectarse de la realidad del día a día fue algo maravilloso.

Miel, dulce Miel:

Yo voy a intentar explicarles un poco del proceso de formación y extracción de la miel de abejas, al menos lo que yo entendí del asunto, que la verdad me pareció fascinante. La cuestión comienza cuando las pequeñas abejas «recolectoras», se posan sobre las flores y absorben su néctar, el cual guardan y llevan a su colmena, donde lo entregan a las abejas «obreras» por llamarlas de algún modo; las cuales se encargan de transformalo en miel. En el interior de la colmena, las abejas «obreras» se ponen a trabajar para transformar el néctar en miel, enriqueciendolo con enzimas que ellas mismas segregan, lo cual hace que la humedad dentro de la colmena vaya disminuyendo. Este proceso puede durar varios días, cuando las abejas comprueban que la miel esta lista para ser almacenada, sellan la celda con una fina capa de cera, lo cual es un indicador para los apicultores (personas que recolectan la miel) que la miel esta lista para ser extraida de la colmena. Para extraer la miel, primero hayq eu deshacerse de las abejas, en este caso las ahuyentaron con humo, para luego extraer los panales a los cuales se les va extrayendo la miel poco a poco.

Recolectando Fresas Extraterrestres:

El aroma de las fresas impregna el huerto, caminar por el sembrario y ver un montón de puntitos rojos en todos lados, unas hermosas fresas que te invitan a probarlas, y entre tantas conseguimos una enorme fresa con 5 puntas, como dijo mi sobrina, una fresa extraterrestre.

20190317_151744.jpg

 

Un paseo accidentado hacia los calabacines:

 

Si algo tiene la Colonia son subidas y bajadas bastante prolongadas, por otro lado si algo tengo yo, son grandes cantidades de torpeza extrema. Entre risas, bromas e intentos de «fotos bonitas para postear» como buena supertorpe que soy, terminé rodando cuesta abajo hacia los sembrarios de calabacines, por que claro era imposible salir ilesa de pasar pena en este viaje jajaja.

 

 

Un baño de agua fría para terminar el día:

Al terminar el día quedamos tan agotados que lo único que provocaba era tomarse un baño y acostarse a dormir hasta el día siguiente. Aunque después de mi fenomenal revolcada en la tierra, lo que realmente me provocaba era lanzarme en esta piscinita a quitarme toda la mugre.

 

Espero que disfrutaran tanto como yo de este pequeño viaje. Sin duda alguna la Colonia Tovar es un lugar que tiene mucho para ofrecer y que merece la pena conocer. ¡Nos vemos en la siguiente publicación!

 

Publicado en Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *